Escuela de pueblo en 1848 de Albert Anker (1896)

Escuela de pueblo en 1848 de Albert Anker (1896)
Escuela de pueblo en 1848 de Albert Anker (1896)

viernes, 7 de febrero de 2014

Las multinacionales de la caridad: ¿altruismo o negocio?

Empresas privadas de marketing que reclutan empleo basura y usan técnicas agresivas para obtener las cuentas bancarias que sufraguen sus fondos, turismo humanitario con beneficios desproporcionados, turismo de orfanato, los niños desvalidos como atractivo turístico, puestos de voluntarios ofrecidos al mejor postor ...  ¿Existe algún límite moral para obtener ayudas? Pero, además de criticar estos subproductos de la ayuda humanitaria, también se analiza la actuación de los organismos tradicionales: presupuestos mal utilizados, falta de eficacia, falta de previsión... La ayuda humanitaria se convierte en una excusa para alimentar la maquinaria burocrática de las propias organizaciones humanitarias sin apenas impacto real en las poblaciones necesitadas.  ¿Se puede creer en la solidaridad si se gestiona así? Detrás de las pintadas haitianas: Las Ongs ladrones o Abajo las ONGs, ¿qué se esconde? Sólo un simple desencanto o la imposibilidad radical de que este tipo de ayuda jerárquica del primer al tercer mundo sea efectiva.